Consejos para desintoxicar el cuerpo gracias a la licuadora

Para iniciar es aconsejable empezar a disminuir los alimentos de origen animal unos días antes del comienzo del ayuno con estos batidos súper saludables. Para ver resultados más rápidos debemos alistar el cuerpo comiendo ensaladas saludables que nos ayuden a ir desintoxicando nuestro sistema interno pero que a la vez nos proporcionen una buena nutrición.

Dieta desintoxicante con batidos

Podemos empezar con 1, 2 o 3 días consecutivos de ayuno a base de estos batidos súper saludables para empezar a ver resultados rápidamente. El primer día podemos reemplazar una o dos comidas con uno de estos súper batidos quemagrasa con contenido de proteína y hacer otra comida con una ensalada liviana que contenga algo de proteína magra como pechuga de pollo o pavo. La idea es no dejar que nuestro metabolismo se vuelva lento y sostener unos niveles adecuados de azúcar en la sangre bebiendo estos batidos durante el día hasta que logremos eliminar algunas toxinas del cuerpo.

En el tercer o cuarto día podemos llevar una dieta completamente liquida basada tan solo en los batidos saludables que se presentan en este libro. Esta dieta líquida nos ayudará a eliminar aún más toxinas y a que nuestro cuerpo se empiece a sentir más liviano. Mantener a mano algunos “snacks” o aperitivos saludables como el apio, las manzanas y las nueces. La idea es mantener nuestro metabolismo activo mientras nuestro cuerpo se va limpiando.

La proteína

Un buen aporte de proteína, necesaria para mantener una masa muscular en forma, lo podemos obtener comiendo un poco de atún (en agua) como refrigerio junto con unas galletas de grano entero integrales que tienen buen contenido de fibra dietética. El atún es una proteína magra que contiene omega-3 y es bajo en calorías. Los frijoles de soja (o edamame) también son otra alternativa de aperitivo y 1 taza de estos contiene 17 gramos de proteína y 8 g de fibra. Estos son granos de soja verde que pueden ser comidos frescos o se pueden hervir enteros con la cáscara y se comen como aperitivo.

La fibra y la proteína de alguno de estos batidos nos darán la sensación de saciedad mientras no comprometemos nuestra masa muscular. La proteína es necesaria para construir masa muscular que nos ayuda a quemar calorías y a quemar grasa corporal cuando la ejercitamos y la alimentamos con los nutrientes adecuados. Varias de las recetas de batidos saludables contienen proteína ya sea en forma de proteína en polvo que se mezcla con los batidos o a partir de otros ingredientes saludables que la contienen como las semillas de chía.

¿Por qué una licuadora?

Gracias al poder práctico de las licuadoras muy fácil preparar estos batidos y de forma muy rápida. Esta es realmente una maquina muy conveniente y versátil con la que tan solo basta tener a mano los ingredientes correctos bien lavados, listos para mezclar y extraer todos los nutrientes para beneficiarse de todos su poder nutritivo. Si necesitas comprar una licuadora, puedes pasarte por comprar-licuadora.com, una página con análisis de licuadoras y comparativas. Preparar estas recetas tan solo le tomará unos minutos y como lo dije antes estaremos creando una adicción muy saludable en donde crece nuestro interés y nuestra creatividad con los batidos y por la alimentación más saludable.

Después de tres días de empezar con el ayuno empezará a sentirse más liviano o liviana y con más energía. Y luego será cuestión de mantener una dieta intermitente entre sólidos saludables con algún contenido de proteína como las ensaladas saludables y estos súper batidos súper saludables para tu licuadora.

Es posible que por el segundo día pueda experimentar algunos dolores de cabeza y algo de nauseas ya que su sistema no está acostumbrado a esta nueva dieta líquida, pero esto simplemente significa que su cuerpo está eliminando toxinas y que se encuentra en camino a perder esas libras de más que tanto necesita eliminar.

Efectos de la dieta desintoxicante

Una vez el cuerpo se adapte empezará a sentirse mucho mejor y es posible perder hasta 10 libras la primera semana si se reemplazan dos de las comidas diarias con los batidos con contenido de proteína y se alterna con algunos días llevando una ayuno más estricto que tan solo se base en una dieta líquida. Si por algún motivo siente mareos excesivos o malestar general trate de consumir al menos una o dos comidas que contengan sólidos saludables y proteína como las ensaladas saludables mientras el cuerpo se estabiliza. Como regla general y para mantener su metabolismo activo procure beber uno de estos batidos cada 3 horas aproximadamente.

La primera semana suele ser la más traumática en términos de la adaptación de nuestro cuerpo a esta nueva dieta o ayuno líquido. Una vez empiece a apreciar una pérdida importante de peso será cuestión de mantener una figura más delgada reemplazando tan solo 1 comida o dos con un buen batido de proteína como los que se presentan en este libro de recetas saludables. Los batidos desintoxicantes pueden utilizarse como aperitivo o “snack” para mantener activo nuestro metabolismo y para limpiar nuestro sistema digestivo continuamente logrando asila meta de perder hasta 20 libras en 5 semanas.

Los beneficios de la licuadora

En comparación con otras máquinas que extraen tan solo el jugo de las frutas y de las verduras, la licuadora pulveriza y aprovéchala fibra de las mismas para hacer el objetivo de la pérdida de peso algo más fácil de lograr y en menos tiempo. Toda la fibra se conserva dentro del batido al igual que todos sus nutrientes cuando utilizamos la licuadora. Aléjese de los azucares refinados, de las bebidas alcohólicas, de las carnes rojas y de los productos lácteos mientras está en la primera fase de esta dieta líquida e idealmente mantenga a raya estos alimentos que tan solo engordan su cuerpo y saturan el colon. Debemos alejarnos de las comidas altamente procesadas y empezar a llevar una dieta más limpia que incorpore ensaladas saludables como lo hemos visto antes. Nuestro cuerpo necesita descansar de las toxinas para revitalizarse y para perder peso saludablemente y que mejor que una dieta líquida a base de estos súper batidos saludables con una licuadora.

Se dice que en la variedad está el placer y esto es precisamente lo que obtendrá con estas recetas, una variedad de alternativas que harán que llevar una dieta como esta sea divertido y en donde nuestra creatividad empieza a volar experimentando con nuevas combinaciones e ingredientes saludables. Las posibilidades con una licuadora son prácticamente infinitas y es una máquina que nos vuelve adictos a un estilo de vida más saludable.

Es precisamente esto lo que necesitamos si queremos empezar a limpiar nuestro cuerpo y a perder peso fácilmente mientras nutrimos bien nuestro sistema interno. Lo bueno de este método de desintoxicación y de pérdida de peso con la licuadora es que no se trata de una dieta de moda sino de un modo sostenible de mantener un cuerpo saludable, desintoxicado y con energía. Así que manos a la obra, empecemos a mezclar y a extraer todos estos nutrientes para nutrir y alimentar bien nuestro cuerpo ahora!

Utiliza tu batidora para favorecer tu salud

¿Sabías que puedes preparar fantásticos batidos con una simple batidora? Con una batidora barata que puedes comprar en cualquier tienda, o por internet, puedes realizar deliciosas recetas que te darán muchísimos nutrientes, vitaminas y demás beneficios para tu salud y tu organismo. ¿No sabes cómo? Hoy, te vamos a enseñar varias recetas en las que podrás comprobarlo por ti mismo. Empieza hoy a cuidarte con una simple batidora.

¿Qué batidora comprar? ¿Tiene que ser cara?

La respuesta es sencilla y clara: no. Hay muchas páginas webs que se dedican a hacer críticas y comparativas de las mejores batidoras y puedes encontrar algunas a muy buen precio, sin tener que gastarte mucho. Además, son batidoras de buena calidad que podrás utilizar durante mucho tiempbatidoras barataso. Piensa que es una inversión para tu salud. Si no sabes dónde encontrarlas, en el siguiente enlace puedes ver las más ecónomicas del mercado y podrás elegir la batidora que más te convenga.

Batido del atardecer

Este batido es ideal para consumirlo temprano por la mañana o por la tarde. Aporta 150% de la dosis diaria recomendada de beta caroteno o vitamina A y 105% de vitamina C, dos propulsores inmunes potentes. Asegúrate de incluir las partes blancas de la naranja, asi como al menos la mitad de la cáscara, ya que contienen la mayor parte del contenido de antioxidantes.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes

  • 2 zanahorias medianas, cortadas en trozos
  • 1 jugo de media naranja
  • 1/2 limón, incluido cáscara
  • Alrededor de 1/2 taza de leche de coco
  • 1 taza de espinacas bebé

Instrucciones

Colocar todo en la batidora y mezclar hasta que quede suave. Rinde 2 porciones.

Información nutricional

  • Tamaño de la porción: 1 taza grande
  • Calorías: 90
  • Grasa: 1,4 g
  • Azúcar: 11,3g
  • Sodio: 50,2 mg
  • Fibra: 9.6 g
  • Proteínas: 1,78 g
  • Colesterol: 0

Batido con acelga y granada

Este batido con acelgas, bayas y granada, contiene más de 636 mg de potasio, más del 100% de la dosis diaria recomendada de vitamina A y casi la mitad del requerimiento de vitamina C. También está cargado de fibra insoluble del centro de la granada, que te ayuda a sentirte satisfecho por más tiempo, ayuda a limpiar el tracto digestivo y también ayuda a regular el azúcar en la sangre y la secreción de insulina. Considera esta posibilidad para un batido de desintoxicación.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes

  • 1 taza de acelga
  • 1/2 granada con la parte del medio intacta
  • 1/2 taza de mezcla de bayas (frambuesas, moras, arándanos)
  • 1/2 taza de leche de coco

Instrucciones

Colocar todo en la licuadora y mezclar hasta que quede suave. Rinde 2 porciones.

Información nutricional

  • Calorías: 79
  • Grasa: 1,6 g
  • Azúcar: 8,8 g
  • Sodio: 165 mg
  • Fibra: 8.6 g
  • Proteínas: 2,5 g
  • Colesterol: 0

Batido para la inmunidad

Hecho con guayaba y fresas, esta receta es ideal para fortalecer el sistema inmunológico luego de una enfermedad o de haber tomado antibióticos. Con más de 4 g de proteina, es un gran sustituto de la comida. Contiene 1 407 mg de potasio y 2 veces la dosis diaria recomendada de vitamina C más un montón de fibra, todo lo cual ayudará a tu sistema digestivo y a reponer los recursos del sistema inmunológico. Decora con menta para calmar su estómago.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes

  • 1 guayaba
  • 1 taza de fresas frescas o congeladas
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • Alrededor de 1/2 taza de leche de coco
  • 1 puñado de hojas de lechuga romana

Instrucciones

Colocar todo en la batidora y mezclar hasta que quede suave. Rinde 2 porciones.

Información nutricional

  • Calorías: 187
  • Grasa: 1,3 g
  • Azúcar: 9,5 g
  • Sodio: 14,2 mg
  • Fibra: 6.7 g
  • Proteínas: 4,1 g
  • Colesterol: 0 g

Cómo alimentarse para perder peso fácil y rápido

Si quieres saber como bajar de peso naturalmente, deberás considerar comer alimentos que queman grasa rápidamente acelerando tu metabolismo. Además, deberás tener en cuenta una serie de medidas y consejos para poder perder peso de una manera sencilla y rápida.

Consejos para perder peso fácilmente

Tamaño de la porción:

Es la primera información que aporta la etiqueta nutricional. Nos permite saber cuál es el tamaño de la porción recomendable, y cuantas porciones incluye el paquete. El resto de los datos corresponden a cada porción, lo que significa que si usted ingiere la cantidad equivalente a dos porciones, consumirá el doble de lo indicado en la etiqueta, si come tres porciones será el triple, y así sucesivamente.

Cantidad de calorías:

Representa las calorías que aporta cada porción. También indica las calorías por grasa, es decir, cuantas calorías de esa porción son aportadas por la grasa. Al igual que en el apartado N°i, en la medida en que aumentan las porciones, también lo hará la proporción de grasa.

Porcentaje de valor diario:

Esta información se basa en una dieta de 2000 (dos mil) calorías, e indica el porcentaje de cada nutriente que aporta ese producto a la dieta total. Por ejemplo: si el porcentaje de grasa total es 5 96, significa que una porción del producto aportaría el 596 de la grasa necesaria en una dieta de dos mil calorías. Si come 2 raciones habrá cubierto el io96 de la grasa necesaria, y si es media porción solo recibirá un 2,596. Esta información también es útil para determinar si un alimento es alto o bajo en un determinado nutriente. Se considera que si el aporte es igual o menor al 5 96, es bajo. Si es igual o mayor a 20 96, es alto. Con estos datos se puede equilibrar el consumo del producto en cuestión con otros alimentos que se ingieran durante el día.

También permite identificar aquellos componentes no deseables que pueden estar presentes en el producto, como por ejemplo, las grasas trans.

Nutrientes:

Gracias a este segmento de la etiqueta podemos saber qué nutrientes aporta el alimento en cuestión, y de cuáles carece, lo que le permitirá equilibrar sus necesidades nutricionales.

La etiqueta de información nutricional es una herramienta importante a la hora de incluir alimentos de consumo industrial en nuestra dieta. Si se lee en forma adecuada permite identificar y balancear las calorías y los nutrientes, de manera que complemente los alimentos del resto de la dieta y no sea un factor de distorsión para el logro de un peso adecuado. También nos informa cuál es la ración que debemos consumir de ese alimento.

¿Cuál es la composición de los alimentos?

Hasta ahora hemos hablado de los componentes fundamentales de los alimentos, y en especial de aquellos que aportan energía en forma de calorías, tales como proteínas, carbohidratos y grasas, pero éste es un enfoque más bien académico, porque nadie va a la tienda a buscar medio kilo de carbohidratos, o cincuenta gramos de grasa insaturada. En la práctica cotidiana los alimentos por lo general están compuestos por diferentes proporciones de estos elementos. Y también de otros, que no aportando energía, son muy importantes para la vida, tales como vitaminas y minerales. De manera que si queremos elaborar una dieta balanceada, que sea saludable, al mismo tiempo que nos ayude a mantener un peso apropiado, es fundamental precisar cuáles son los componentes y proporciones de los alimentos que consumimos. Es muy probable que mucho de lo que plantearé a continuación usted ya lo sepa, pero no es mala idea recordarlo, y probablemente encontrará algún que otro dato que no conocía.

Alimentos de origen animal

Los alimentos de origen animal tienen un alto valor nutritivo por ser una fuente importante de proteínas que cubren todas las necesidades de aminoácidos esenciales. Este grupo en general es muy bajo en carbohidratos (glucógeno), por lo que su índice glicémico es mínimo. Aportan hierro, vitamina D, y vitamina B12. El principal problema se presenta en aquellos que contienen grasas saturadas (carnes rojas, huevos, etc.), pues en estos casos su consumo excesivo está relacionado con la formación de placas de colesterol en las arterias y con enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la proporción y el tipo de grasas difieren de un alimento a otro, por lo que pasaremos a analizarlos por separado.

Las carnes, principal fuente de proteínas

Comencemos por explicar la composición e importancia de uno de los pilares de la nutrición: las carnes, fuente fundamental de proteínas de origen animal. En este grupo encontraremos las carnes rojas y blancas, los pescados y los mariscos. Las carnes aportan aminoácidos esenciales y no esenciales, vitaminas del grupo B (en mayor proporción en la carne de cerdo), vitaminas solubles en grasa (A, D y E), y minerales como hierro y fósforo. Vamos a enfocarnos un momento en el hierro, que debido a su importancia merece ser detallado en sus características nutricionales.

El hierro de la dieta puede presentarse en dos formas: el hierro de origen animal, que se encuentra unido a una proteína y se denomina hierro hem, y el hierro de origen vegetal, o hierro no hem. La importancia de esta diferenciación es la proporción en la que cada uno se absorbe a nivel intestinal, debido a que el hierro de origen animal se aprovecha unas tres veces más que su homólogo vegetal, es decir, al encontrarse unido a una proteína pasa a la sangre con mayor facilidad durante la digestión. Por otro lado, el hierro vegetal mejora su disponibilidad si se consume en forma simultánea con vitamina C, y se pierde en mayor proporción al acompañarse con alimentos alcalinos como la leche. De manera que el hierro contenido en los alimentos de origen animal es mucho más eficiente como aporte nutritivo que aquel obtenido de los alimentos vegetales. A esto hay que sumarle que las proteínas de la carne facilitan la absorción del hierro proveniente de los vegetales que se ingieran simultáneamente, es decir, cuando usted acompaña un alimento vegetal rico en hierro, como por ejemplo los berros, con algún alimento cárnico en la misma comida, lo aprovechará de dos a cuatro veces más, que si lo acompaña solo con vegetales. A este fenómeno se le llama “factor de la carne:;.

 

En cuanto a las carnes también es importante resaltar el aporte de vitamina B12 (cobalamina). Esta vitamina solo se encuentra disponible en cantidades
suficientes en los alimentos de origen animal, en especial en carnes y visceras (hígado, riñones, etc.), así como en los huevos y lácteos. La vitamina B12 interviene en la formación de los glóbulos rojos, está implicada en la regeneración de tejidos y en la formación de mielina, que es la sustancia que cubre y protege las fibras nerviosas, siendo necesaria para su correcto funcionamiento. Por lo general, los depósitos de esta vitamina en el hígado son suficientes para cubrir las necesidades del organismo por 3 a 5 años aun cuando la dieta sea deficitaria, por lo que los problemas por su carencia son más bien raros, y se presentan casi siempre en personas que tienen algún cuadro clínico que dificulte su absorción. En ocasiones también se han visto casos en veganos (vegetarianos estrictos que no consumen pescado, ni huevos), cuando se ha mantenido esta forma de alimentación por varios años y no se complementa con suplementos de la vitamina.

En vista de lo planteado, no queda duda acerca del alto valor nutritivo de las carnes en general, pero no todo es positivo con respecto a este alimento, para mala suerte de los más carnívoros. El consumo excesivo de carne roja, como ya señalé en el capitulo de las proteínas, puede perjudicar los riñones tanto por el aumento del ácido úrico, que constituye un producto de desecho del metabolismo de las purinas, como por el aumento de la urea como consecuencia del procesamiento del amonio por parte del hígado. En fin, que el exceso de proteínas no le hace bien a los riñones. Además en la carnes rojas prevalece la grasa saturada, aquella que dentro del grupo de las grasas naturales favorece la formación de LDL (lipoproteina de baja densidad), o “colesterol malo5:, llamado así por su tendencia a formar placas obstructivas en las arterias. Tomando en cuenta el factor “grasa”, tampoco podemos meter en el mismo saco a todas las carnes. Los animales más jóvenes contienen menos grasas que sus equivalentes de mayor edad, y también hay variaciones con respecto a la parte del animal que se vaya a consumir, considerándose magras aquellas carnes cuyo contenido de grasa no supere el 10 %. Las carnes en su estado natural son más magras que aquellas que han sido
procesadas (hamburguesas, salchichas, etc.). El pollo sin piel contiene solo un 5 % de grasa, y la carne magra de cerdo apenas un 3%, siendo ésta además, rica en ácido oleico, que es un ácido graso monoinsaturado.

Debido a que el objetivo de esta web es orientar acerca de una forma saludable de alcanzar el peso ideal, quiero hacer una breve referencia acerca de la carnitina. Este es un aminoácido presente en la carne, en especial en las carnes rojas, y se encuentra también como aditivo de algunas bebidas energéticas y complejos vitamínicos. Aunque aún no ha sido establecida una relación directa causa-efecto, algunos estudios recientes (Cleveland Clinic, 2013) han llegado a la conclusión que la carnitina es degradada por bacterias de la flora intestinal, generando un producto de desecho que es absorbido y procesado a nivel del hígado para dar como resultado un compuesto químico llamado N-óxido de trimetilamina, pero dejémoslo en su abreviatura: TMAO. El aumento de este compuesto en sangre ha sido relacionado con la formación de placas de colesterol en las arterias, y enfermedades cardiovasculares. Dicho aumento se dio solamente en personas con un consumo habitual de carne, o de suplementos de carnitina. Los veganos y  vegetarianos incluidos en el estudio no presentaron elevación de TMAO después de la
ingestión de carne, lo que hace pensar a los investigadores que el efecto se debe a la presencia de una determinada flora intestinal desarrollada en los comedores habituales de carne, descubrimiento que abre la posibilidad a eventuales nuevos tratamientos. Entretanto, lo recomendable es practicar la moderación: el consumo ocasional de carne magra en personas sanas no representa riesgo, pero su ingesta demasiado frecuente es contraproducente para la salud.

Otro grupo de alimentos de origen animal lo constituyen los pescados y mariscos. Los pescados pueden ser blancos (bajos en grasas), o azules (altos en contenido graso). Entre los pescados blancos encontramos el bacalao, merluza, mero, etc. Entre los azules las sardinas, anchoas, atún, salmón, etc. Ambos grupos tienen un alto contenido proteico, y estas proteínas son de alta calidad nutricional, debido a su elevada proporción de aminoácidos esenciales. Además son ricos en calcio, hierro, fósforo, yodo, potasio y vitaminas del complejo B.

En los pescados blancos casi toda la grasa se deposita en el hígado, razón por la cual su principal aporte es proteico, además de ser muy bajos en calorías. Con respecto a los pescados azules, estos son ricos en grasas, pero prevalecen las poliinsaturadas, como el Omega 3, además de ser una buena fuente para las vitaminas liposolubles, en especial, la A y la D.

Antes de concluir el tema de los pescados, quiero hacer un aparte para advertir acerca de un parásito que puede ser transmitido por su ingesta. Se trata del Anisakis. Éste se encuentra en los peces y calamares, y puede ser inoculado al ser humano por el consumo de pescado contaminado. Uno de los problemas es que la presencia de este parásito no altera las características de frescura del producto. Las larvas de Anisakis por lo general se encuentran cerca del sistema digestivo del pez, y son más frecuentes en las piezas de mayor tamaño. El consumo de pescado contaminado puede ocasionar síntomas al cabo de 48 horas, que pueden ser digestivos: dolor de estómago, náuseas y vómitos, o alérgicos: desde erupciones y prurito, hasta shock anafiláctico.

¿Cómo evitamos contaminarnos?

El Anisakis no soporta el frío por debajo de 20o C, ni el calor por encima de los 60o C, por lo que es importante cocinar bien el pescado, y asegurarse que el calor
alcance toda la pieza. En los casos en que se escoja otra forma de consumo que involucre pescado crudo: sushi, ceviche, etc., lo recomendable es someterlo primero a un proceso de congelación por debajo de 20o C, al menos por 72 horas. Esto elimina el parásito.

Volviendo al tema de las características nutricionales, tenemos a continuación el grupo de los mariscos, que pueden ser crustáceos, como la langosta, camarones, cigala, etc., o moluscos, como las almejas, ostras, mejillones, etc. Los mariscos contienen menos proteínas que los pescados en general, pero también son proteínas ricas en aminoácidos esenciales. Aunque en general son bajos en grasa, algunos como los langostinos y los calamares contienen abundante colesterol. Son ricos en minerales, incluyendo el hierro, así como en ácido fólico y en vitamina E.

Todas las carnes tienen un contenido muy bajo de carbohidratos en forma de glucógeno. Quiero aclarar un detalle importante que puede prestarse a confusión:
cuando decimos que un tipo de grasa es más o menos recomendable que otra, nos referimos a sus efectos sobre el organismo, no a su contenido calórico. No importa si las grasas son saturadas o insaturadas, su valor calórico será el mismo (9 calorías por gramo). En el caso de las grasas trans, comparten el mismo contenido calórico, pero influyen más en el sobrepeso porque tienden a depositarse con mayor facilidad en el tejido graso abdominal.